#EspecialBesson Unleashed (2005)

Protagonizada por Jet Li y Morgan Freeman y con guión de Besson, Unleashed (también conocida como Danny the Dog) es más un drama que una película de acción lo que no impide que tenga un par de impecables y dificultosas escenas de lucha. 
Morgan Freeman, santo patrono de las almas perdidas.
Danny ha sido criado por su 'tío' , quien se comporta como un amo y lo emplea como sagueso cada vez que debe ir a cobrar deudas y la situación requiere el uso de la fuerza. Cual Pavlov, Danny reacciona cada vez que se le quita la correa y se le da la orden de matar. En medio de una misión conoce Sam (Morgan Freeman), quien lo ayuda a descubrir una extraña fascinación por los pianos y la música clásica.

Como es propio de las historias de Besson, la naturalidad con la que Danny se relaciona y ejecuta la violencia se vuelve verdaderamente aterradora cuando conocemos -descubriendo junto a él- sus orígenes. Al recuperar sus recuerdos reprimidos se da cuenta que años atrás, luego del asesinato a su madre, quedó en la más severa desprotección, a merced del pragmatismo y la brutalidad de su autoproclamado tío. Gracias a su amistad con Sam y Victoria, es salvado por la calidez de una familia que no sólo le brinda un hogar sino que le permite reencontrarse con los recuerdos de su pasado y completar la imagen de sí mismo. 



Entre las escenas de acción es particularmente interesante la del baño, en que vemos a Jet Li luchar en un reducido espacio, aunque en general las dificultades físicas que debe superar en la lucha por su emancipación suponen altos grados de complejidad.

En resumen, una película sencilla que muestra la redención de un hombre víctima de crueldad y desigualdad extremas gracias al cariño y misericordia de quienes también han sufrido la tragedia. Una película más bien neutra pero no por eso menos entretenida, probablemente el ejercicio actoral más completo de Jet Li en sus películas en Occidente, que pueden encontrar en Netflix. 

 

Instagram

Tumblr

Sígueme en Twitter