Especial Halloween Gore: "Re-Animator"





El Reanimador” es de esas películas de culto que no necesitan presentación, una adaptación de la historia original de H. P. Lovecraft que combina magistralmente el terror, el sarcasmo y el buen gore, y con eso basta para ser la primera película a revisar en este especial.
Nos cuenta la historia de Herbert West (Jeffrey Combs), un ambicioso estudiante de medicina recién llegado a USA, ex discípulo de un controvertido doctor europeo y que acaba de arribar desde Suiza. Se convierte en roommate de otro estudiante de medicina, Dan Cain (Bruce Abbott), a quien termina por involucrar en sus experimentos -que son la continuación de los de su maestro- que buscan sintetizar un suero que sea capaz de reanimar un cuerpo cuya actividad cerebral haya cesado por más de 12 minutos.
Lo más interesante del cine de culto, y de los relatos viejos de terror en general, es que nos revelan, a través de aquellos elementos que se conciben como terroríficos en cada época, los conflictos que cruzan a las sociedades en dichos tiempos. Y en este caso, el problema central es la necesidad por establecer límites éticos a una ciencia que de otro modo parece no poseer ninguno, pero también, el problema de las mentes conservadoras versus las necesidades del progreso, encarnado en la lucha entre dos generaciones distintas.
Aquí, ya no se trata de “crear vida” orgánica artificialmente, sino de prolongar la que ya existe, y para ello, nos narran la historia del visionario Herbert (quien da la casualidad posee un acento y una mentalidad muy a lo doctor Menguele), el impetuoso Cane que representa al héroe que lo pierde todo, y a la inocente-sexy Megan que se ve envuelta en todo por los dos hombres que influyen en su vida. Pero sin duda lo más interesante es que, al final, no es la ambición de la ciencia sin escrúpulo encargada por West -quien con todo, se preocupa más por la efectividad de su experimento que por la fama en primera instancia- la que representa al villano, sino la vana ambición humana por el renombre y la riqueza, cuestión que sabemos es un tema complejo dentro de la comunidad académica.
En este Reanimador, el verdadero y retorcido monstruo no es West, cuya ambición es suavizada por el humor dejándonos la sensación de que antes que maldad, lo que hay es un hiperbólico y desviado espíritu progresista, la verdadera maldad es la del doctor Carl Hill (David Gale), un hombre con posición respetada pero ingenio limitado, y con una muy retorcida fijación por la joven hija de su mejor amigo. Y si a esto le sumamos gatos zombies iracundos, tripas homicidas y cabezas violadoras obtenemos este clásico, una película obligada dentro del género.  


0 comentarios:

 

Instagram

Tumblr

Sígueme en Twitter