Recapitulando Dexter: Temporada Final

Con un tercio de los episodios emitidos, estamos a un tercio de camino de decirle adiós a Dex. en lo personal creo haber salido del shock inicial y de la negación para instalarme en una actitud de hay que disfrutar al máximo cada capítulo, mucho más saludable sin duda. 

Pero lo que tiene verdadera relevancia es que la temporada comienza a tomar forma y aunque el episodio más reciente Scar Tissue fue más o menos predecible (o quizá no y es sólo que en mi delirio de fan militante comencé a "pensar" como los personajes, les ruego me avisen si es así), es claro que la gran pregunta que se instala, y probablemente la que defina el final de la serie, sea si es Dexter capaz de un acto de amor desinteresado, pregunta que pone en tensión entonces toda la teoría de la Dra Vogel, y de tantos otros. 

En lo que hemos podido ver hasta acá la doctora insiste en mostrarle a Dex que no es un monstruo porque, parafraseándola, un monstruo está por definición por fuera de la naturaleza. Sin embargo, para Vogel, Dexter representa a un tipo muy específico de hombre, uno más evolucionado incluso, por lo que también ella escoge la tranquilizadora explicación que dice que, aunque necesario como fuerza, es un tipo de individuo distinto de ella y del resto de las personas comunes

  

Puede parecer una pregunta superficial pero no, porque sus implicaciones rozan cuestiones más complejas y potencialmente aterradoras. Pero lo que tiene verdadera relevancia es que la temporada comienza a tomar forma y aunque el episodio más reciente Scar Tissue fue más o menos predecible (o quizá no y es sólo que en mi delirio de fan militante comencé a "pensar" como los personajes, lo que no podría traer nada bueno), es claro que la gran pregunta que se instala, y probablemente la que defina el final de la serie, sea si es Dexter capaz de un acto de amor desinteresado. Y es que verán, el otro día uno de mis profes empezó a hablar de las distintas intimidades en los relatos contemporáneos y una cosa llevó a la otra dentro de mi cabeza que terminé pensando en las preguntas que Dexter se ha hecho a sí mismo durante estas 8 temporadas y el cómo no distan de las que nosotros (personas "normales") le haríamos a un psicópata. ¿Un psicópata nace o son las condiciones materiales de su existencia particular las que determinan su comportamiento?, ¿Es Dexter capaz de compartir su intimidad con un otro? esto es ¿Es Dexter capaz de una familia? ¿Es Dexter capaz de un amor más allá de lo instrumental? y en el caso de que así sea nos instalamos en la pregunta por si será capaz de amar desinteresadamente a Deb de la misma forma en que ella lo ama. 

Preguntas relevantes porque habitamos un mundo al que le encanta construir instituciones de reclusión, y nos han venido contando la historia de la psicopatías como anomalías que están muy lejos de nosotros, diciéndonos que estos individuos perturbados carecen de sentimientos, que están atrapados en su narcisismo, etc... El verdadero problema que surge entonces cuando Dexter se hace estas preguntas es que en la medida en que se contesten afirmativamente esta línea clara y distinta que dibujamos entre nosotros y los enfermos se va desdibujando. Y estamos obligados a preguntarnos nuevamente por el qué es lo que nos diferencia de ellos, enfrentándonos igualmente a la posibilidad de que diferencias sean más materiales e inmediatas -y por tanto, relativas- que ontológicas. 

Así es que ya saben, veremos la postura de los realizadores tan pronto como llegue el final, por ahora sólo nos queda sentarnos a disfrutar!

0 comentarios:

 

Instagram

Tumblr

Sígueme en Twitter