Futae No Kiwami: El Origen del Nombre


Desde hace un tiempo que quería contarles qué es esto del Futae No Kiwami y de por qué quise bautizar así a mi blog y aprovecho de contarles ahora que hay algunos ciber navegantes que llegan por acá buscando una respuesta y se encuentran con cualquier cosa.



Si hay algo que me gusta más que el animé, son los personajes busca problemas -quizá por proyección del Yo, quizá por mi temprano amor por Vegeta- y en animé está lleno de busca problemas: Hanamichi Sakuragui, Ichigo Kurosaki, Sanosuke Sagara y ahora último, Eren Jaeger. Y Sanosuke se ganó mi corazón con su obstinación y su fuerza de volutad, pasó de ser huérfano de la tropa Sekijou (una suerte de sindicato de campesinos que peleo contra el Shogun junto al gobierno Meiji, pero que una vez terminada la guerra fueron declarados como traidores por el propio gobierno, que se negaba a cumplir las promesas de dominio de tierras y reducción de impuestos hecha a los campesinos, quienes los declararon traidores y los condenaron a muerte) a uno de los aliados más fuertes de Kenshin Himura, ex-battusai el destajador.  

Y gran parte de esa fuerza proviene de la técnica del doble impacto, el Futae No Kiwami que Sano aprende de Anji, el monje corrupto del Juppongatana (Juppongatana es el ejército de 10 espadas comendado por Makoto Shishio, otro de los sobrevivientes a la caza de ex aliados del gobierno Meiji). La técnica consiste en dar dos golpes sucesivos al objeto de modo de romper su resistencia y pulverizarlo, es por esto que los golpes deben darse a una velocidad tal, que el segundo impacte cuando el objeto ha cedido la resistencia. A muchos les apenará saber, como me pasó a mí cuando supe, que es humanamente imposible de lograr, junto con muchas otras técnicas del animé, así que adiós a mi sueño de dominar el Amakakeru Ryu No Hirameki. 

Cuando Sano conoció Anji, juró que dominaría el Futae No Kiwami en 7 días -cuestión que le había tomado años al propio Anji, quien accedió escéptico enseñarle- y lo logró. Y todos pasamos por situaciones en las que nadie cree en nosotros salvo nosotros mismos, situaciones en las que tenemos que enfrentarnos a otros, enfrentamientos agotadores y desesperanzadores -que es lo que me pasa hoy con mi tesis que ha herido algunas sensibilidades en mi escuela- pero que traen consigo la mejor de las recompensas, la satisfacción de guiarte por tus principios y defenderos.

Así es que este blog nace de mi intento por diversificar mi voz -que hasta ahora estaba dedicada a cuestiones más académicas-, y de la necesidad de encontrar otras formas de expresión, formas que lamentablemente no pude hallar en mi escuela. Eso y, por supuesto, mi militancia groupie en el team Rurouni Kenshin. Y este es mi Futae No Kiwami para el mundo, espero sinceramente que encuentren aquí un poquito de vamos que se puede para sacar adelante sus propios proyectos.




1 comentarios:

marcos cianchetta dijo...

bruce lee lo hacia el golpe de una pulgada se ve igual que el futae no kiwami hay un video

 

Instagram

Tumblr

Sígueme en Twitter