Hemlock Grove, lo nuevo de Eli Roth por Netflix





Hace un par de horas Netflix estrenó su nueva serie original, esta Hemlock Grove de Eli Roth. Algunos conocerán al señor Roth como el oso judío de los Bastardos sin Gloria de Tarantino y otros, como yo, por haberle hecho una cameo al maestro Takashi Miike en la primera Hostal. Sea cual sea el caso, Netflix estrena la primera temporada de 13 episodios y su segunda gran apuesta, y debo agregar que no será sencilla la comparación con House of Cards que -para los que leyeron mi review del show- resultó quedar bastante bien y al menos yo estoy a la espera de la segunda temporada. 

En esta oportunidad el señor Roth le echa mano a ciertas lógicas del género fantástico y las criaturas sobrenaturales, uno podría pensar en American Horror Story o, en una línea ficción  más afín, en True Blood (y no sólo afinidad existe entre ambas ya que en Hemlock Grove tenemos al hermanito pequeño de Eric Northman). Con el primer episodio, en especial con la visualidad y ciertos saltos temporales, me atrevo a suponer que Hemlock Grove intenta homenajear a Lynch en Twin Peaks, pero Lynch es Lynch y Eli Roth acaba rindiéndose a la explicación y el entendimiento eventualmente.  Afortunadamente, conforme pasan los episodios vamos obteniendo más y más del gore que estábamos esperando (algunos dirán pobres FX's yo prefiero pensar que es homenaje al buen gore estilo Peter Jackson) y, dicho sea de paso, el señor Roth le echa mano a varios tips del terror/adolescente/setentero/gringo sin abusar demasiado del recurso.




Tal vez imagino cosas pero no puede dejar de parecerme sarcásticamente graciosa  la dupla de adolescentes que protagoniza el show, me refiero a la que forman Peter (gitano/pobre/despeinado/cabello oscuro/bestia sobrenatural) y Roman (blanco/rubio/millonario/amante de la sangre), que alguien me diga si no guardan una perturbadora semejanza con esa otra ficción fantástica que tiene a millones de adolescentes muriendo de amor por Robert Pattinson. En todo caso, esa es la única semejanza porque en Hemlock Grove no hay nada de rosado. La contraposición rubio/moreno no es exclusiva de estas dos, también hay algo de eso de True Blood en donde el antiguo paradigma de los cuentos de hadas en que la  princesa rubia virginal y buena quedaba a merced de la  bruja morena oscura y malvada, es aplicado a los chicos guapos (y siendo honesta, tanto en True Blood como en Hemlock Grove, ambos chicos son igualmente guapos, buenos y malvados a la vez porque las cosas ya no son en blanco y negro).

O sea, si usted es un recurrente del gore y el terror de culto con cierta debilidad por las sátiras adolescentes, Hemlock Grove parece un buen modo de pasar la tarde, lo mismo si usted disfruta viendo tipos atractivos ligeros de ropa, al salto les dejo con el trailer. 





0 comentarios:

 

Instagram

Tumblr

Sígueme en Twitter