Looper: Lo nuevo no-tan-nuevo del futuro

-->

Looper es una película sobre asesinos a sueldo y el viaje en el tiempo, y sobre cómo aún en el 2074 Bruce Willis seguirá siendo un badass, pero más allá de eso -les dejo los comentarios sobre verosimilitud y/o verificidad científica a los expertos- me gustaría comentar sobre lo que sé, y eso es el tratamiento del futuro en la ficción, y en este caso, en la ciencia ficción.
Lo primero que debemos decir de Looper es que nos presenta un futuro bastante similar al nuestro, introduce un par de elementos de innovación: motocicletas eléctricas, armas más grandotas y pantallas ultra planas para todos los dispositivos inteligentes (de hecho parece que dichos dispositivos han quedado reducidos a pantallas ultra planas), pero nada que no signifique una extensión casi obvia de tecnologías ya existentes, excepto por el viaje en el tiempo, muy a nuestro pesar. Y en este sentido, el estético, la película me parece más bien pobre.

Entiendo que se trate de una propuesta más bien sobria sobre el futuro, y respeto que planteen cuestiones como que aún en 60 años más seguirá existiendo el crimen organizado y los mercenarios (para los que estén buscando hacer carrera) pero siento que tanta simpleza termina convirtiéndose en pobreza. Y puede que sea esta justamente la propuesta de Rian Johnson), puede que su aparente incapacidad para pensar en un futuro opuesto al presente, un futuro de totalitarismos agobiantes o democracias de juguete, sea justamente un modo de criticar nuestra incapacidad actual por realizar transformaciones profundas al orden nos consume. De ser así lo aplaudo, pero es cierto que no queda muy claro, parece más bien una falta de propuesta que recae en citas -intencionales o no- de mal gusto, como el look tipo Matrix de estos Loopers que persiguen al pobre de Joe (Joseph Gordon-Levitt/Bruce Willis).
[Spoiler Alert]


Y es que existen razones que escapan a los meros formalismos por las cuales las películas de ciencia ficción llevan ofreciéndonos propuestas estéticas tan atractivas sobre nuestros futuros posibles; se trata de criticar un presente, y de permitirle a los espectadores mediante estas metáforas, cuestionar su propia realidad asimismo. Que no se entienda mal, no estoy diciendo que Looper sea una mala película, de hecho es una muy buena alternativa si quieren ver un poco de acción inter-temporal. Además tiene unas actuaciones dignas de halagos (me refiero a Joseph interpretando al señor Willis, con todo y prótesis), un buen ritmo y varios giros que lo mantendrán entretenido. El problema es que también tiene cosas confusas, como Cid y sus arranques de ira tipo Carrie, aunque para ser honesta, me recordaron más al pequeño Gohan. 
 
Al final, no se trata de ser fascista, sé que no todas las películas son capaces de construir un futuro tan vívido y desconcertante como Blade Runner, Brazil o Alien el octavo pasajero (entre muchas otras), pero hubiese sido lindo que Looper nos ofreciese la oportunidad de entrar en la piel de estos personajes atrapados por su tiempo. Aún así, vale la pena de echarle un ojo. 

 

 

Instagram

Tumblr

Sígueme en Twitter